Cuidados de la Piel


Limpieza de la piel


Por regla general se recomienda limpiar la piel entre una o dos veces al día, o inmediatamente después de hacer ejercicio o de pasar un periodo de sudoración considerable; sin embargo, dependerá mucho del tipo de piel, el producto recomendado para limpiarla.
 
La piel del rostro es más delicada y sensible que la del resto del cuerpo, por lo tanto se recomienda lavarse la cara por las mañanas y en las noches, con limpiadores especiales, preferentemente sin perfume, y que favorezcan la hidratación.
 
Otro aspecto importante que debemos de considerar es usar crema inmediatamente después del baño y de lavarse la piel, cuando el poro aún está abierto y es más sencillo la absorción del producto.
 
Consulta a un médico Dermatólogo para que te recomiende el tipo de crema y limpiador que se ajusta mejor a tu tipo de piel.
 
Purity Mousse® es un dermolimpiador excelente para pieles grasas o con tendencia al acne; y Aquanil® Dermolimpiador se puede usar con la piel humedecida o en seco como desmaquillante. En ambos casos, se trata de productos especialmente formulados para ayudar a regular la producción de sebo y no irritar la piel.