Cuidados de la Piel


Sudoración excesiva o hiperhidrosis


Todos los seres humanos sudamos, es una función necesaria y natural del cuerpo, cuyo objetivo es enfriarlo cuando está expuesto a temperaturas altas o calurosas, cuando sube la temperatura interna por actividad física o enfermedad. También es común cuando el sujeto está bajo estrés, nervioso e incluso cuando come algún alimento en especial el picante; sin embargo, hay quienes sudan considerablemente más que la mayoría de las personas y que lo hacen incluso en periodos de reposo y bajo clima templado.
 
La hiperhidrosis se presenta como periodos de sudoración excesiva frecuentes, que aunque pueden darse en cualquier parte del cuerpo, son mucho más comunes en la frente, las axilas, ingles, las palmas y las plantas de los pies.
 
Consejos:
 
  • Si se padece de sudoración excesiva es importante evitar usar fibras sintéticas que aumentan la temperatura corporal.
  • Evitar, en la media de lo posible, estar expuesto al sol por periodos prolongados de tiempo.
  • Intentar hacer actividades físicas sólo con ropa adecuada que favorezca la ventilación de la piel.
  • Usar productos indicados para combatir esta condición, correctamente llamados antiperspirantes, es lo mejor.
 
Drysol® es uno de los antiperspirantes más reconocidos en el mercado por su eficacia para combatir la sudoración excesiva y las molestias producidas por esta condición con acción de hasta 48 horas.