wearable

Las marcas que entran al mundo de las prendas inteligentes o wearable

Polo, de Ralph Lauren, es tan solo una de las firmas que ha decidido apostar por las prendas inteligentes con tecnología wearable, así presentó la Smartshirt Polo Tech, la playera deportiva con tecnología biométrica capaz de medir en tiempo real el estado físico de quien la porta, para brindarle datos sobre su entrenamiento y condición.

Ralph Lauren Corporation es una de las primeras empresas de la industria de la moda que usa la tecnología biométrica en sus prendas. El Vicepresidente de publicidad y marketing de Ralph Lauren, David Lauren, destacó este lanzamiento como un puente entre la tecnología, la actitud y el estilo que acerca a la salud y el bienestar de forma integral; mientras que en el comunicado oficial de la compañía se describe como “una prenda inteligente que cambiará las reglas del juego, debido a que ofrece información detallada de quien la porta para adaptar y personalizar su entrenamiento deportivo”.

La Smartshirt cuenta con sensores de fibra de plata que están tejidos a la tela, y que son capaces de monitorear diversas variables del cuerpo como la frecuencia cardiaca, la profundidad de la respiración, la intensidad del movimiento y las calorías quemadas. Los datos se transmiten inalámbricamente por medio de un transmisor añadido a la playera, que los envía a una app que utiliza la información para crear regímenes de ejercicios adecuados a la condición de quien porta la playera.

La app sólo está disponible por el momento en dispositivos de última generación con el sistema operativo iOS, pero muy pronto también habrá versiones para Android.

La playera fue diseñada por Ralph Lauren y el desarrollo tecnológico corrió por cuenta de OMSignal, una empresa con sede en Canadá. Su director general, Stéphane Marceau, recalcó que esta prenda es el primer producto de la industria de la moda que lleva tecnología de punta y la pone al alcance de todos.

La Smartshirt tiene un precio de salida de $295 USD ($4934 pesos mexicanos al tipo de cambio promedio de agosto de 2015). Se prevee que la industria de las prendas inteligentes o wearable, como se conocen comúnmente, podrá convertirse en un negocio de 5 mil millones de dólares para el 2020, aún cuando existen varias disputas legales por las patentes de este tipo de prendas que podrían retrasar hasta un par de años el desarrollo de la tecnología que usan.

Leave a reply