drysol_blog_1101

Los hábitos de belleza de una supermodelo

Las modelos tienen una rutina de belleza estricta, la cual no sólo implica dietas y ejercicio sino esmerarse en el cuidado de la piel.

Modelar es una profesión que exige tener una apariencia impecable, es decir, una piel libre de imperfecciones, radiante, brillante, flexible y suave, pero ¿cómo hacen quienes se dedican a la moda para mantenerse así?
La rutina de belleza de cada persona puede tener muchas variantes, desde los hábitos hasta el tipo de productos que usan y que se determinan por el tipo de piel de cada persona.

Piel normal, grasa o seca, joven o madura, clara o morena, si te expones mucho al sol o no. Son tan solo algunas de las variables que debes de considerar al momento de elegir los productos adecuados y establecer una rutina de cuidado; sin embargo, existen recomendaciones generales basadas en lo que hacen quienes tienen pieles perfectas y que puedes tomar en cuenta para comenzar a aplicarlas.

Cuidado de la piel

Limpiar la cara dos veces al día. La primera durante el baño matutino y la segunda, después de desmaquillarse y antes de irse a acostar.

Este paso es fundamental. En la mañana es importante retirar todas las impurezas que salen de los poros de la piel mientras dormimos y, por la noche, eliminar las que se adhieren a la piel durante el día y que pueden estar relacionadas con la contaminación y el medio ambiente en general.

Sin importar el tipo de piel que tengas, la recomendación es usar un dermolimpiador facial ligero, que no irrite ni dañe la piel.

También es recomendable exfoliar la piel entre una y dos veces por semana con un exfoliante ligero.
No restregar la piel al momento de secarse, sino dar ligeros golpecitos con la toalla para absorber el exceso de agua.
Al terminar la limpieza debes aplicar una crema hidratante que, esa sí, debe ir de acuerdo a la edad y tipo de piel; y un gel o suero en el contorno de los ojos.

Recuerda que debes usar una crema de noche y otra de día, además de protector solar de mínimo FPS 30 en todo el cuerpo, sin importar en dónde te encuentres —ciudad o playa—, si vas a exponerte directamente al sol o si está nublado o soleado, y reaplicar (principalmente en el rostro y otras zonas expuestas) cada dos o cuatro horas, dependiendo del grado y tiempo de exposición directa.

Maquillaje

Mantén tu cara sin maquillaje en la medida de lo posible, es decir, si vas a estar en casa no lo uses, permite que tu piel descanse.

Prefiere el maquillaje libre de aceites y no comedogénico. Trata de aplicar siempre una capa ligera que permita que la piel respire, y removerlo siempre antes de irte a dormir para evitar que tape los poros de la piel.  

Cabello


Evita los tintes, los químicos para peinar y los aparatos como secadora, rizador, etc., todos estos dañan y maltratan el cabello. Si no es posible por cuestiones de trabajo o vanidad, es importante que trates de mantener tu cabello natural la mayor cantidad de tiempo posible a la semana.

Tampoco se recomiendan los peinados muy elaborados y mucho menos llevar una coleta todos los días, ya que tener amarrado y estirado el cabello, además de maltratarlo, puede ocasionar que se vaya recorriendo y ampliando la frente.

Usa un shampoo que fomente el fortalecimiento del cabello y tratamientos que lo nutran.

Estilo de vida


Por último, tener un estilo de vida saludable es fundamental para tener una piel radiante y sana.  

Mantener una alimentación balanceada, toma agua simple y no bebidas azucaradas, has deporte y evita a toda cosa fumar y beber. Consulta regularmente a tu Dermatólogo.

Leave a reply