contorno_ojos

Por qué es importante cuidar la piel del contorno de los ojos

La piel del contorno de los ojos es la más delicada del todo el cuerpo. Debido a sus características, es el primer sitio en donde se comienzan a dar los signos del envejecimiento y para evitarlo, se deben de seguir una serie de cuidados a partir de los 25 años, preferentemente.

Lo que debes saber sobre esta piel es que se deben tomar acciones que ayuden a mantener la elasticidad de la piel y mitigar la aparición de bolsas, arrugas y ojeras.

Los cuidados esenciales son limpieza rigurosa dos veces al día, hidratación y nutrición constante. Por último, es importante mencionar que si bien se deben usar productos especiales para este tipo de piel, las cantidades a aplicar deben ser mínimas y eso explica el porqué muchas cremas y geles vienen en presentaciones tan pequeñas.

Los ojos son uno de los órganos más importantes del cuerpo y una revisión periódica es importante para mantenerlos en óptimas condiciones ya que, como sucede con todos los problemas de salud, entre más temprano sean detectados y atacados, será más sencillo resolverlos.

El ojo tiene 22 músculos que permiten el movimiento del parpadeo que se realiza unas 10 mil veces al día. Por esa razón, la piel que cubre el contorno ocular es tan delgada, de apenas 0.35 y 0.5 mm de grosor.

Al ser tan delgada, la piel de los ojos cuenta con muy pocas glándulas sebáceas y sudoríparas, lo mismo sucede con las fibras de colágeno, la elastina de la dermis y la epidermis.

Todos esos factores sumados son los que provocan los defectos en la piel y por eso es tan importante tener cuidados intensivos.

La piel del contorno de los ojos se reseca muy fácilmente debido a que contiene escasa emulsión natural de cobertura. Unido a eso, la exposición al sol, el frío y la contaminación también juegan un papel fundamental en su deterioro.

El cuidado del contorno ocular comienza por la limpieza. Si se usa maquillaje es importante removerlo antes de irse dormir con productos especiales para ese propósito.

Para la zona de los párpados se recomienda usar productos sin perfume o demasiado densos que puedan irritar los ojos. Lo ideal es usar geles o sueros de rápida absorción.

Por último, lo más importante es consultar a un Dermatólogo a partir de los 25 años, para que recomiende un producto que vaya de acuerdo a la edad, condición y tipo de piel, ya sea de manera preventiva o correctiva.

Leave a reply