Facebook Farmapiel Twitter Farmapiel Linkedin Farmapiel

Avena coloidal en el tratamiento de trastornos inflamatorios

  • tamaño de la fuente

A pesar de que la avena coloidal es un tratamiento auxiliar que se ha usado toda la vida para ayudar en ciertos padecimientos de la piel, nuevos estudios han afirmado su valor como alternativa terapéutica en Dermatología.

 

Muchos pacientes que requieren cuidados especiales de la piel, han encontrado que la simple avena coloidal puede ser muy útil y eficaz como calmante de ciertos síntomas y hasta una terapia que ayuda a desinflamar la piel.

 

Recordemos que la avena coloidal consiste en moler los granos de avena hasta obtener partículas tan pequeñas como 75 micrómetros de tamaño, que se convierten en el componente principal de auxiliares medicinales en baños y compuestos aplicados; terapias que están aprobadas tanto por la FDA de los Estados Unidos, como por la Comisión Alemana E.

 

Los componentes principales de la avena coloidal incluyen Omega 3 y 6, así como ácidos grasos, lípidos polares y beta-glucanos, que se combinan con agua o emolientes para formar un hidrocoloide gelatinoso, conocido como mucílago.

 

El mucílago genera una barrera protectora hidratante y disminuye la pérdida de agua transepidérmica cuando se aplica en la piel.

 

La harina de avena contiene componentes adicionales que limpian y protegen la piel irritada, tales como saponinas para la limpieza, y pH de normalización de la piel, así como antioxidantes como vitaminas A, B, y E, y polisacáridos para mantener la integridad de la barrera.

 

En 2010, un grupo de científicos del Reino Unidos desarrollaron un compuesto fenólico que contiene nitrógeno, llamado avenantramida, que es específico de la avena, que ayuda a inhibir directamente el factor kappa-beta nuclear (NF-kB), cuyo efecto consiste en disminuir la transcripción de citoquinas pro-inflamatorias y ejercer beneficios antinflamatorios adicionales, tales como la reducción de quimiotaxis de neutrófilos y el análisis molecular, más la síntesis de prostaglandina.

 

Por si fuera poco, también se ha logrado confirmar que las avenantramidas inhiben la liberación de IL-8 de forma dependiente de la dosis.

 

La avena es conocida por su uso en casos de dermatitis atópica para calmar síntomas de comezón provocada por erupciones, aunque la efectividad de este componente depende de las buenas prácticas de cuidado de la piel que son parte integral del proceso de atención, y que ayudan a disminuir la picazón y promover la cicatrización cuando fallan los antihistamínicos y los esteroides solos no son suficientes.

 

Un baño caliente con 10cc de harina de avena coloidal en polvo por 15 o 20 minutos, dos veces a la semana, puede ser parte del régimen terapéutico, ya que está demostrado que ayuda a la reparación de la barrera y elimina la necesidad de jabón adicional debido a las saponinas naturales de la la harina de avena, lo que contribuye a uno de los principales consejos en casos de dermatitis, que consiste en menos jabón es mejor.

 

Un estudio reciente analizó cuatro extractos de avena coloidal con la conclusión de que las citoquinas proinflamatorias disminuyeron in-vitro, y los sujetos del estudio mostraron mejoras clínicas significativas en la sequedad de la piel, la descamación, aspereza y la intensidad del picor.

 

Unos de los méritos menos conocidos de la avena coloidal incluyen propiedades específicamente antimicrobianas y un posible beneficio antiviral, posiblemente debido a los efectos inhibidores sobre la formación de eicosanoides, la expresión de la fosfolipasa citosólica A2 (PLA2) y la movilización de ácido araquidónico en keratinocytes humana.

 

En un ensayo, los pacientes con molusco contagioso fueron tratados con éxito con una combinación de óxido de zinc y harina de avena coloidal en crema.

 

Otra aplicación podría incluir el tratamiento para los pacientes en varios inhibidores de tirosina quinasa e inhibidores del receptor del factor de crecimiento epidérmico (por ejemplo, cetuximab, erlotinib, panitumumab, sorafenib) que experimentan erupciones acneiformes limitantes de la dosis. Un estudio demostró una respuesta de parcial a completa en todos los pacientes evaluables, lo que sugiere un recurso potencia para la mitigación de un efecto secundario de la medicación común y difícil, y el aumento de la adhesión a terapia.

 

Por último, es importante decir que aunque es raro, un estudio demostró una sensibilidad mayor a la avena de la esperada, en pruebas de alergia en niños atópicos, derivadas probablemente de repetidas aplicaciones que significan una alteración de la barrera de la epidermis.

 

En cuanto a las personas que son alérgicas al gluten, la buena noticia es puede usar avena coloidal debido a que la molécula del gluten es muy grande para penetrar la piel.


Fuente: http://dermatologytimes.modernmedicine.com/dermatology-times/news/oatmeal-soothes-relieves-and-inhibits-viruses